domingo, 21 de septiembre de 2014

BIZCOCHO DE MASCARPONE Y NATA

Image and video hosting by TinyPic


BIZCOCHO DE MASCARPONE Y NATA

¿Quién se resiste un domingo de lluvia y viento a una buena merienda, con un té caliente y un delicioso bizcocho? El otoño está al caer, oficialmente llega el próximo martes, pero con estas lluvias ya se han llenado los jardines de hojas secas, las pequeñas matitas de cilantro emergen de la tierra con su verde brillante y fresco, los pensamientos han abierto y nos regalan sus alegres colores de mariposa, los rosales multiplican sus flores antes de que llegue el invierno y las castañas están ya a punto de llegar a nuestros hogares, decididamente hay que celebrarlo con una rica merienda.

Ingredientes:


* 250 gr. de harina de repostería

* 4 huevos

* 250 gr. de azúcar moreno

* 1 bote de aroma vainilla-mantequilla (de los de Lidl)

* 250 gr. de Mascarpone

* 200 gr. de nata 

* 90 ml de aceite de oliva

* 1 sobre de levadura

Para decorar:

* 1 tarrina de cobertura vainilla-mantequilla



Image and video hosting by TinyPic


Image and video hosting by TinyPic

Elaboración:

Podemos batirlo todo con cualquier buena batidora, yo en este caso lo he hecho con Thermomix.

Preparamos el horno, encendiéndolo a 180º C.

Batimos los huevos con el azúcar a 37º C, 3 minutos, velocidad 4. Terminado el tiempo, programamos 140 segundos más, ya sin temperatura, a la misma velocidad.

Añadimos el aroma, el aceite, queso y nata y programamos 12 segundos a velocidad 4.

Mezclamos la harina con la levadura y las agregamos al vaso, programando 12 segundos a velocidad 6.

Preparamos un molde, lo engrasamos con spray desmoldante y volcamos en él la masa. Horneamos en el centro del horno durante unos 40 minutos, hasta que esté dorado y al pinchar con una brocheta, salga seca.

Dejamos templar sobre una rejilla antes de desmoldar.

La cobertura que he utilizado es de Lidl, muy sencilla de usar y de sabor buenísima, basta con calentarla un minuto en el microondas al mínimo y volcarla sobre el bizcocho, ya templado; se endurece enseguida. No tiene que quedar enteramente cubierto, lo bonito es que caiga por unos lados más que por otro.

Image and video hosting by TinyPic

2 comentarios:

Morguix dijo...

Buenísimo...
A mí me gusta casi más un buen bizcocho que una tarta. Y éste te ha quedado estupendo, con esa cobertura.
Un beso.

Ishtar dijo...

La verdad es que los bizcochos son muy socorridos y siempre viene bien tomar un trozo con un té o un café. Me alegra que te guste.
Un abrazo.