martes, 14 de noviembre de 2017

DULCE DE MEMBRILLO Y MANZANA


                   


DULCE DE MEMBRILLO Y MANZANA

El aroma de los membrillos es el olor del otoño, nuestras abuelas lo usaban para aromatizar los armarios, con clavos de olor clavados en su superficie, para intensificar los perfumes. También solían asarlos al amor de la lumbre, junto a castañas y patatas cubiertas de cenizas, en las grandes chimeneas que entonces calentaban las casa.
Yo los he usado hoy para hacer dulce, acompañados de unas aromáticas manzanas reinetas, las mejores para repostería, y el resultado ha sido delicioso de sabor, aspecto y aroma.

Ingredientes:

* 300 gr. de membrillo con piel, pero sin pepitas

* 300 gr. de manzanas reinetas, con piel y sin pepitas

* 500 gr. de azúcar

* 1/2 cucharadita de canela molida

* La piel de un limón, sin nada de blanco

* El limón correspondiente a dicha piel, sin semillas ni nada de blanco

Elaboración:

Lavamos y secamos bien los membrillos y manzanas. Los cortamos en varios trozos y los ponemos en el vaso de thermomix junto con el azúcar. programamos 10 segundos, en velocidad 5. Si habíamos hecho muchas rodajas, la máquina habrá conseguido trocearlo al máximo, de no ser así, repetimos la operación, mismos segundos y velocidad.

Añadimos ahora el limón, su piel y la canela, programamos 30 segundos en velocidad 5/ 10 progresiva. Bajamos con la espátula lo que haya quedado en las paredes del vaso y programamos 25 minutos, 100º C y velocidad 5.

Pasado este tiempo, quitamos el cubilete y colocamos el cestillo para que evapore y no salpique. Programamos 15 minutos, 100º C, velocidad 5.

Verter en los moldes que hayamos previsto, tapar y dejar enfriar.

Una vez frío, lo conservamos en el frigorífico, donde puede durar mucho tiempo sin estropearse, pero seguro que lo consumimos antes.

Con esta cantidad de fruta han salido dos envases como el de la foto.

Al principio, que aún es una crema espesa, lo podemos tomar sobre una rebanada de pan tostado, acompañado de queso, nueces y pasas.

Si esperamos una o dos semanas, se hará sólido y podremos cortarlo a trozos, para acompañar quesos, carnes, ensaladas, etc.

martes, 31 de octubre de 2017

MANTECADAS DE CHOCOLATE Y COCO

             


MANTECADAS DE CHOCOLATE Y COCO

Si hay un dulce de sabor delicado y que con sólo morderlo nos remonta a la infancia es, sin duda, una mantecada. Sí, ese típico dulce de convento del que cuentan que nació de manos blancas de monjas en el Convento del Sancti Spiritus, allá en la ciudad de Astorga, cuna de La Maragatería, donde las monjas, terciarias franciscanas, vendían dulces a través del torno para ayudar a la economía de la orden.
Debido a la desamortización, arma política utilizada para modificar el régimen de la propiedad, sobre todo la que estaba en "manos muertas", principalmente la Iglesia y los Municipios, con el pretexto de que las tierras estaban mal cultivadas y no tributaban a la Hacienda Real, el convento pasó a manos del Estado. En España hubo varias desamortizaciones sucesivas y una de ellas tocó a este convento, así entre 1868 y 1872, las monjas debieron abandonar el monasterio, siendo acogidas en el Convento de Santa Clara, de la misma ciudad. En 1872 lograron regresar a su convento, salvándolo de la subasta pública dos años después, viéndose obligadas mientras a pedir limosna para lograr alimentarse.
Hoy en día hay varios obradores en la ciudad que siguen con la tradición repostera de las mantecadas. 
Yo me he permitido hacer una innovación y hacer unas mantecadas de chocolate y coco, que seguro tendrán un hueco en vuestras mesas festivas.



Ingredientes:

* 400 gr. de harina

* 400 gr. de mantequilla derretida y espumada

* 400 gr. de azúcar

* 6 claras de huevo

* 6 yemas de huevo + 2 huevos enteros

* 2 sobres de levadura química

* 4 cucharadas de azúcar para el merengue

* 1 tableta de chocolate Fondant Valor

* 125 gr. de mantequilla

* 100 gr. de coco rallado

* Moldes para mantecadas




Elaboración:

En primer lugar, ponemos el horno a calentar a 180º C.
Derretimos los 400 gr. de mantequilla a fuego lento y quitamos la espuma.
En un cuenco grande batimos fuertemente la mantequilla con el azúcar. Cuando tengamos una textura perfectamente ligada, vamos añadiendo las yemas y los huevos, de uno en uno, sin dejar de batir en ningún momento.
Mezclamos la harina con la levadura, tamizándola, y añadiendo a la mezcla de huevos y mantequilla, batiendo bien para que no se formen grumos. Cuando veamos que la masa está bien ligada, pasamos a batir las claras en otro cuenco.

Montamos las claras a punto de nieve, cuando estén bien firmes, vamos agregando el azúcar sin dejar de batir, para que el merengue se mantenga firme.

Incorporamos este merengue poco a poco a la masa anterior, muy poco a poco y con movimientos envolventes.

Vertemos la masa en los moldes, hasta la mitad de su capacidad, porque crecen bastante, y las horneamos a 180º C, durante unos 20 minutos, vigilando bien, porque cada horno es diferente.

Una vez horneadas, las ponemos sobre una rejilla para que enfríen.

Mientras, fundimos el chocolate con la mantequilla, con cuidado de que no se queme, puede hacerse en el microondas, calentando unos segundos y repitiendo la operación si es necesario.

Cuando esté derretido el chocolate, batimos bien, para que se mezcle perfectamente con la mantequilla y mojamos la parte superior de las mantecadas en él. Dejamos secar, y antes de que seque del todo, espolvoreamos con el coco rallado.

Resulta un regalo perfecto para estas próximas Navidades.


domingo, 29 de octubre de 2017

PAN DE MUERTOS


                     


PAN DE MUERTOS

Estamos a punto de comenzar noviembre, con su tradicional fiesta de todos los santos y de difuntos. En México el día de los difuntos se celebra de un modo especial, en algunos lugares comienzan desde el día 31 de octubre las celebraciones, porque se honra a los muertos pero se celebra, sobre todo, la vida.
Estas celebraciones hunden sus raíces en épocas prehispánicas y aunque al mezclarse más tarde con la religión católica y sus festividades en cierto modo se han armonizado con el Día de todos los Santos, sigue la costumbre de disfrazarse de catrina y consumir calaveras de dulce y el famoso Pan de Muertos, que es el que traemos hoy aquí y cuyo simbolismo me encanta, ya que construimos con su masa el cuerpo, de forma circular porque simboliza que vida y muerte se encuentran, los huesos y el cráneo, y el resultado recuerda, por su sabor, nuestros roscones de Reyes. Un pan delicioso, que merece la pena tomar en desayunos y meriendas estos días.

Ingredientes:

* La cáscara de una naranja y de un limón, sin nada de blanco.

* 120 gr. de azúcar

* 200 gr. de leche entera

* 15 gr. de levadura fresca de panadería

* 150 gr. de mantequilla a temperatura ambiente, en pomada.

* 3 huevos

* 1 cucharada de esencia de azahar

* 1 cucharada de ron

* 500 gr. de harina de trigo

* 150 gr. de harina de fuerza

* Una pizca de sal

* Mantequilla para barnizar

* 1 huevo para barnizar

* Azúcar en grano grueso para decorar


                       


Elaboración:

Ponemos en el vaso de thermomix el azúcar y las dos cáscaras de cítricos, y pulverizamos durante 10 segundos en velocidad 10.
Añadimos la leche y la levadura y mezclamos 2 minutos, a 37º C y velocidad 3.

Incorporamos al vaso los huevos, la mantequilla, la esencia de azahar, el ron, la harina y la sal y amasamos durante 3 minutos en velocidad espiga.
Dejamos reposar la masa en el vaso hasta que doble su volumen, unos 60 o 70 minutos.

Una vez que comprobemos que ha leudado, volvemos a amasar 1 1/2 minutos en velocidad espiga. Sacamos la masa a la encimera, enharinada previamente.

Podemos hacer un sólo pan grande o varios más pequeños, yo con esta cantidad de masa he hecho tres panes.

                    


Para hacer los tres panes, he dividido la masa en tres partes. Y luego, cada parte  en una mayor para hacer el cuerpo, dos más pequeñas para los huesos y una mediana para el cráneo.

Ponemos el horno a calentar en 50º C.

Formamos en primer lugar el cuerpo, amasando sobre la superficie enharinada y dando a la masa una forma redondeada y regular. La ponemos sobre la bandeja de hornear, yo la he cubierto con papel encerado. Barnizamos con huevo batido el cuerpo. A continuación hacemos con las dos partes pequeñas dos rulos alargados, los amasamos para darle la forma y, al amasar, con tres dedos hundimos parte para formar los "huesos" y los colocamos en forma de cruz sobre el pan (obviamente, si hacemos un solo pan grande, tendremos que poner más tiras de "huesos", al menos dos más). Amasamos ahora la bola de masa que será el "cráneo" y la ponemos en la cima del pan. Volvemos a barnizar con huevo batido todo, para que se pegue bien y adquiera un precioso color dorado brillante al hornear, y espolvoreamos con azúcar de grano grueso.
Metemos los panes en el horno, bien separados porque crecen mucho, apagamos éste, y dejamos leudar unos 40 minutos más.

Una vez pasado este tiempo, los horneamos durante 40 / 45 minutos a 180º C, con calor arriba y abajo, hasta que estén bien dorados.

Los sacamos y ponemos sobre una rejilla hasta que se atemperen un poco y barnizamos después con mantequilla, derretida en el microondas unos segundos, y volvemos a poner más granos de azúcar y así damos un precioso aspecto nevado al pan.

Deja por toda la cocina un aroma delicioso y la miga es tierna y muy agradable de comer.

jueves, 14 de septiembre de 2017

LIMONADA


LIMONADA

                   



Todavía podemos disfrutar de ricas limonadas, llenas de vitaminas, antes de que llegue el otoño.

Ingredientes:

* 3 limones

* 250 ml. de agua

*120 gr. de azúcar

* Cubos de hielo

Elaboración:

Pelar los limones y cortar en cuatro trozos. Poner en el vaso de Thermomix el agua y los limones troceados y procesar 15 segundos en velocidad 5.
Añadir el azúcar y procesar 15 segundos en velocidad 5. Añadir cubitos de hielo al gusto, según nos guste más o menos concentrada, y procesar 15 segundos en velocidad 6.
El resultado es una verdadera delicia, muy refrescante.

sábado, 5 de agosto de 2017

TARTA DE CEREZAS





TARTA DE CEREZAS

Con este calor de agosto no gusta mucho encender el horno, sin embargo una buena merienda exige ciertos sacrificios. Podemos hornear el bizcocho muy temprano y después, cuando ya esté frío, sólo tendremos que adornar y dejar al menos una o dos horas en el frigorífico.

Ingredientes:

Para el bizcocho:

* 150 gr. de azúcar

* 80 gr. de almendra molida

* 4 huevos

* Una pizca de sal

* 120 gr. de harina

Para la tarta:

* 500 gr. de nata para montar, con más del 35% de materia grasa

* 100 gr. de azúcar glasé

* 400 gr. de picotas o cerezas

* 40 gr. de azúcar

* 1 sobre de gelatina


Elaboración del bizcocho:

Encendemos el horno a 180º C.

Engrasamos el molde con spray desmoldante.

Ponemos la mariposa en las cuchillas, echamos en el vaso los huevos y el azúcar y programamos 5 minutos, 37º C, y velocidad 31/2.

Añadimos la harina tamizada, las almendras molidas, y la sal, y programamos 15 segundos en velocidad 2.
Pasado este tiempo, volcamos la masa en el molde engrasado y horneamos 25 minutos, hasta que esté cocido.
Dejamos enfriar sobre una rejilla.

Deshuesamos las picotas y apartamos un tercio para adornar al final y el resto lo ponemos al fuego con el azúcar para que se hagan ligeramente y formen un almíbar suave. Si nos gusta con más sabor, podemos añadir 1/2 copa de licor de cerezas.





Elaboración de la tarta:

Batimos la nata, muy fría, hasta que esté montada, agregamos el azúcar glasé y reservamos en frío. Si tiene un nivel de materia grasa superior al 35%, nunca igual o inferior, podremos montar la nata muy firme, de modo que no se nos baje incluso ni al día siguiente. Yo suelo comprar La Asturiana y no necesito agregarle nada, pero si no encontráis estar marca, podéis agregarle una cucharada de queso crema o uno de esos sobres que venden en Lidl para que la nata se conserve firme.

Con un hilo de acero (o en su defecto con un cuchillo bien afilado) hacemos tres planchas con el bizcocho. Ponemos en la bandeja de servir la plancha que quedará abajo, cubrimos con un poco de cerezas en almíbar, extendiendo bien, y ponemos encima una fina capa de nata.



Ponemos sobre ella la segunda capa de bizcocho, repetimos la operación de poner encima las cerezas en almíbar bien extendidas, y sobre ellas una fina capa de nata.

Ponemos encima la última capa de bizcocho, extendemos la nata por todo el contorno y por encima, cubriendo completamente los bizcochos y, finalmente, adornamos con las cerezas reservadas y unas cucharadas del almíbar sobrante, que habremos calentado y en el que habremos diluido un sobre de gelatina y dejado templar. Metemos en el frigorífico hasta que el almíbar solidifique.

Es una tarta que queda muy vistosa. es importante reservarla en el frigorífico hasta el momento de servir.






viernes, 28 de abril de 2017

BUNDT CAKE ELEGANT PARTY DE CHOCOLATE Y MENTA


                            


BUNDT CAKE ELEGANT PARTY DE CHOCOLATE Y MENTA

Esponjoso y tierno, muy recomendable para un desayuno o una merienda con niños.

Ingredientes:

* 200 gr. de azúcar glasé

* 4 huevos

* 250 gr. de queso mascarpone

* 100 mililitros de aceite de oliva suave

* 1 cucharadita de extracto de ron

* 2 cucharadas de licor de menta

* 2 cucharadas de canela en polvo

* 3 cucharadas de cacao en polvo sin azúcar

* 1/2 cucharadita escasa de sal

* 250 gr. de harina para bizcochos

* 2 sobres de levadura química

* Azúcar glasé para decorar



Elaboración:

Calentamos el horno a 180º C.

Preparamos el molde de Bundt cake con spray antiadherente.

1. Ponemos el azúcar en el vaso de Thermomix y pulverizamos en velocidad progresiva 5-7-10, durante varios segundos, para hacerla glasé. Después, bajamos lo que haya quedado en las paredes del vaso y batimos con los huevos,
3 minutos, 50º, velocidad 3.
2. Al terminar el tiempo programado, batimos 4 minutos en velocidad 3, sin temperatura.
3. Agregamos al vaso el aceite, el queso, el extracto de ron y la menta y batimos 2 minutos en velocidad 4.
4. Añadimos la canela, la harina tamizada con la levadura, el cacao y la sal. Batimos 4 minutos en velocidad 3.

Volcamos en el molde preparado y horneamos durante 50 minutos a 175º C. En los primeros 10 minutos, tapamos el molde con papel de hornear, teniendo la precaución de dejar libre la chimenea central, que es el secreto de que estos moldes Nordic Ware hagan bizcochos perfectos.
Al finalizar, comprobamos que está cocido pinchando con una brocheta, y sacamos el molde a una rejilla, donde lo dejamos enfriar 10 minutos antes de desmoldar.

Pasados los 10 minutos, volcamos sobre la bandeja de servir y dejamos que enfríe por completo antes de espolvorear con azúcar glasé.

                                    

miércoles, 26 de abril de 2017

BACALAO CON PIÑONES

                     


BACALAO CON PIÑONES

Del otoño a la primavera podemos encontrar bacalao fresco en nuestros Mercados, incluso el Skerei, considerado el mejor bacalao del mundo, pescado en las costas de Noruega y de carne blanca y prieta, ya que para desovar hace un viaje de más de mil kilómetros desde las profundidades del Mar de Barents hasta las islas de Lofoten, y esto vuelve su carne más delicada y compacta. No dejéis de probar esta delicia para el paladar.

Ingredientes (para 2 comensales):

* 2 Lomos grandecitos de Skerei

* 500 gr. de leche

* 1 cucharada sopera de mantequilla

* 1 cucharada sopera de harina

* 100 gr. de piñones

* Nuez moscada, pimienta recién molida y sal, si se desea.

* Queso parmesano rallado

* Unas bolitas de mantequilla

                          


Elaboración:

Ponemos en un cuenco la leche y la calentamos en el microondas.

Calentamos el horno a 180º C.

En otro cuenco ponemos la mantequilla con la harina, introducimos en el microondas durante dos minutos a 800w, sacamos y batimos con un batidor de silicona. Volvemos a dejar en el microondas, unos tres minutos. Al sacarlo, la harina estará burbujeante, batimos de nuevo y echamos poco a poco la leche, sin dejar de batir. Es conveniente no echar toda la leche, sino guardar un poco por si espesara en exceso poder arreglarlo con la leche caliente.
Introducimos el cuenco de nuevo en el microondas y dejamos unos dos minutos y medio.
Sacamos, batimos, agregamos la nuez moscada, la pimienta y la sal, y lo dejamos otros dos minutos más. Sacamos, vemos si la salsa está del espesor que deseamos y, si fuera necesario, agregamos la leche reservada.

Ponemos en una cazuela de barro los lomos de bacalao, con la piel hacia abajo, volcamos encima la salsa bechamel, espolvoreamos los piñones por encima, el queso al gusto, y una bolitas pequeñas de mantequilla, que harán que el queso se funda mejor y de un modo más homogéneo.

Metemos la cazuela en el horno, y horneamos durante unos 20 minutos, calor arriba y abajo.
El bacalao estará en su punto y delicioso.