martes, 29 de diciembre de 2009

MACETAS COMESTIBLES


Se trata de un postre muy vistoso para regalar y el mejor elogio que se le puede hacer es que, increíblemente, un amigo que la recibió ¡la regó!. Eso demuestra que verdaderamente queda real.



MACETAS COMESTIBLES

Ingredientes:

Para el bizcocho:

* 250 gr de harina;
* 175 gr de azúcar;
* 1 sobre de levadura;
* 2 vasitos de aceite de girasol o de oliva muy suave;
* 1 vasito de leche;
* 1 vasito de crème frâiche;
* 3 huevos;
* 1 cucharadita de esencia de limón:
* 1 cucharadita de agua de azahar;
* 1 copa de licor de melocotón;
* orejones de melocotón;
* Sal para montar las claras;
* Mantequilla para engrasar el molde;



Para decorar:


* Crema de chocolate tipo Nutella;
* Caramelos tipo piedra de río;
* Galletas Oreo o similar para la "tierra";
* Planta para "sembrar", en este caso, lavanda;
* Tiesto de barro sin agujero inferior;


Elaboración:


Precalentar el horno a 180º.




Preparar la maceta, lavándola cuidadosamente, secándola y enmantequillándola por dentro. Espolvorear con harina y sacudir la que no quede adherida en la mantequilla.




Batir las claras a punto de nieve con una pizca de sal y reservar en la nevera.

Batir las yemas con el azúcar hasta que las veamos blanquear. Añadir en ese momento el aceite poco a poco, cuando esté perfectamente integrado, agregamos la nata y la leche, sin dejar de batir.


Unimos a la crema, la esencia de limón, el agua de azahar y el licor. Agregamos la harina, previamente cernida con la levadura. Cuando todo forme una crema homogénea, añadimos los orejones, mezclamos para extender bien y vamos incorporando con mucha suavidad las claras montadas.


Vertemos en el molde, o los moldes preparados, llenando sólo hasta los dos tercios de su capacidad, pues sube bastante. Horneamos a 180º durante unos 45 minutos, vigilando a partir de los 30 minutos el estado de cocción del bizcocho. Si se dora demasiado por arriba, podemos cubrirlo con papel de aluminio.


Una vez horneado, dejamos enfriar.




Le ponemos por encima al bizcocho una capa de la crema de chocolate para que agarre bien la "tierra".




Abrimos las galletas, le quitamos la crema blanca, y las pasamos por la picadora hasta obtener el aspecto de tierra. Cubrimos la capa de crema de chocolate con las galletas, de modo que parezca tierra de verdad.

Esparcimos por encima algunas piedrecitas de caramelo y ya sólo nos quedará "sembrar" en el centro la planta elegida.




Puedo garantizar la sorpresa que causa allí donde la llevemos.




4 comentarios:

mindolina dijo...

Muy buena la idea,yo tenia pensado hacerla para el dia de la madre.
Gracias por el paso a paso
besos

EnLaLuna dijo...

Te han quedado preciosas! Yo también las hice una vez y la verdad, son la caña, cuando las sacas a la mesa... es genial!

Ishtar dijo...

No hay de que, Mindolina, me alegra haber podido ayudarte. Un abrazo.

Ishtar dijo...

Hola, EnLaLuna, sí que quedan bonitas, yo se las vi por primera vez a Marta Stewart y después creo que las puso en el foro Mafalda y quizás, Alegna, pero no pierden vigencia, ¿verdad? A mí me parecen muy alegres para un regalo.
Besos.