jueves, 7 de mayo de 2009

CUANDO LA SORDIDEZ LLAMA A LA PUERTA



En ocasiones algunos seres humanos llegan a pensar que el mal es gratuito, que el daño que hacen nunca les pasa factura, pero resulta que la vida, en sus numerosos giros, acaba por pedir cuentas del pasado de cada cual.

El diario que se cree a sí mismo estandarte de la libertad y el más importante de España, y por si ustedes lo ignoran les aclaro que se trata de El País, tuvo entre sus filas durante más de veinte años a un periodista, considerado de los mejores en su profesión, B. E., que fue cronista en Bruselas, Tokyo y Washington. Un día, hace bastante tiempo ya, en diciembre de 2007, este periodista escribió un pequeño relato que repartió entre sus íntimos, "Una maleta llamada Obdulio", se titulaba. El hecho en sí carecería de importancia, ya que muchos periodistas sueñan con ser escritores de relatos o novelas, si no fuera porque allí se hablaba de un personaje llamado Obdulio, canario de La Gomera, "de voz aflautada y chillona, irritantemente chillona, que quería ser escritor de éxito", proseguía el relato con la historia de como el que llamaban "canijo chillón"(Obdulio) estudió en la Universidad de La Laguna periodismo, se casó y fracasó en su matrimonio porque su esposa le era infiel a menudo, y tuvo con ella una hija; dice de Obdulio, el personaje ficticio, que una vez llegado a Madrid conoció en el baño del Hotel Palace al director de cierto diario y le hizo la pelota hasta límites insospechados, que lo adulaba sin tasa para conseguir promocionarse, que le llamaban en la redacción del períodico "Tirano gomero" en fin que, sin citar nombres, en aquél relato todos reconocieron al entonces subdirector del diario, el canario Juan Cruz y al exdirector y consejero de Prisa, Juan Luis Cebrián. El relato llegó a manos del director de El País, que suspendió entonces un mes al periodista de empleo y sueldo y, posteriormente, lo fueron relegando a tareas secundarias.


Después de 21 años trabajando en ese diario, E. lo abandonó el 30 de septiembre de 2008. Pero mira por donde aún la vida le ofreció una oportunidad excelente, la izquierda nunca abandona a sus progres, en octubre de ese año Soraya Rodríguez, Secretaria de Estado de Cooperación Internacional le nombra su Jefe de Gabinete (circunstancia que a día de hoy, niegan desde el Ministerio, pero cuando se publicó en su día, lo dieron por bueno).


Ahora, un fuerte escándalo ha sacudido los cimientos del Ministerio de Exteriores de Miguel Angel Moratinos, E., de 58 años, ha sido detenido en posesión de pornografía infantil y acusado de delitos de prostitución y corrupción de menores. Es por eso que ahora no conviene decir que era Jefe de Gabinete, sino colaborador a secas, porque en el ministerio a más de uno se le han puesto los pelos de punta ante los cargos de que se le acusa, presuntamente.

Ante el caso de pedofilia pues, el Ministerio se ha negado a aclarar de donde venía J. A. E. H., nombre que no sonaba a nadie hasta caer en la cuenta que era la misma persona que bajo el seudónimo de B. E. había trabajado para El País.

El rastro de su tarjeta de crédito, con la que pagaba la pornografía y prostitución, le ha llevado a dar con sus huesos en la cárcel. Quizás ahora medite sobre la fugacidad de los placeres terrenos.

2 comentarios:

Morguix dijo...

Qué fuerte, niña.... ¡Menudo pájaro!.
No se puede caer más bajo que ese tío.
Un beso.

Ishtar dijo...

Hola, Morguix, lo peor es cuanta gente con aspecto de "vulgar y corriente" hay de ese género y no nos enteramos más que cuando los pillan. Besos.