viernes, 10 de septiembre de 2010

LA NIÑA DE VANCOUVER


LA NIÑA DE VANCOUVER

En Vacouver, Canadá, la gente comenzó a pensar en apariciones paranormales a causa de una niña pequeña que aparecía corriendo tras una pelota de improviso en la carretera y desaparecía sin dejar rastro.


Después de varios accidentes a causa del consiguente susto, vino a resultar que era una Campaña de Publicidad  de la Dirección General de Tráfico canadiense que pretendía concienciar al público de que lo inesperado puede surgir en la carretera y proyectaba imágenes en tres dimensiones, una campaña que les han costado 11.700 euros.

Y si no surge, allí están ellos para provocarlo, accidentes incluidos. 

Esperemos que a ningún listillo se le ocurra traer a España la niña de la pelota, sería lo que nos faltaba.

2 comentarios:

Morguix dijo...

Deja, deja... bastante tenemos con las nenas góticas de ZP, que ésas sí que dan un susto al miedo, jajaja.
Besotes.

Ishtar dijo...

Pues no te creas, que igual le dan un carguito a la mayor en unos meses, como no quiere estudiar, le tendrán que buscar algún sueldazo, sobre todo ahora que se ha publicado que vive independiente y emparejada.
Le tendremos que pagar la vida entre todos los ciudadanos, igual que se la pagamos al padre y a los amigos del padre, esto es peor que una condena.
Un abrazo.