miércoles, 9 de enero de 2013

PROMETIÓ QUE DIMITIRÍA Y DE LO DICHO, NADA

Image and video hosting by TinyPic


PROMETIÓ QUE DIMITIRÍA Y DE LO DICHO, NADA

En el año 2000, Duran i Lleida prometió que dimitiría si se demostraban irregularidades en la financiación de su partido, Unión Democrática de Cataluña, por el caso Pallerols. Lo dijo públicamente en una entrevista para la Cadena Ser, que fue publicada también por el diario El País.

En aquel entonces se rasgaba las vestiduras y decía que las voces que se alzaban contra la financiación irregular de su partido eran parte de una campaña de descrédito, pero ahora su partido pagará 388.483 euros de los que este martes ha abonado ya 300.000, aceptando así su responsabilidad en el desvío de fondos que tanto han negado, para eludir el juicio.

Teniendo en cuenta que se les pedía a los acusados en el caso Pallerols hasta 11 años de prisión, han salido muy bien parados con este acuerdo y Duran ha evitado así tener que ir a declarar como testigo. Pero todo esto no hace más que evidenciar la corrupción y las componendas de la clase política mientras se les llena la boca hablando del pueblo, ese pueblo que si roba un simple chorizo puede pasarse varios años en la cárcel mientras estos, que roban a manos llenas, duermen en hoteles de cinco estrellas.

Y por supuesto, de dimitir ni hablamos. Lo que demuestra que además de no tener vergüenza tampoco tienen palabra.

2 comentarios:

carmina dijo...

Esta receta es un lujazo!! Me encanta esta salsa, así que me llevo la receta!! Un beso. Por cierto, deberíamos aprender de Islandia: el Gobierno en la cárcel y se ha formado una Asamblea Legislativa con personas sin vinculación a partidos políticos.
El resultado: salieron de la crisis y los culpables lo han pagado con la cárcel, pero no se le ha dado publicidad porque no interesa.

Ishtar dijo...

Hola, Carmina, ojalá hubiéramos actuado aquí como en Islandia y hubiéramos encarcelado a tanto caradura, desde políticos a banqueros, que se ha aprovechado del dinero público. Otro gallo nos cantaría y no habría tantos desahucios y problemas económicos entre los pobres.
Besos.