lunes, 21 de mayo de 2012

PASTELILLOS DE NATA Y YEMA


PASTELILLOS DE NATA Y YEMA

Image and video hosting by TinyPic

Un pequeño capricho para acompañar el té los días de fiesta.

Ingredientes:

Para las planchas de bizcocho:

* 3 huevos
* 120 gr. de azúcar
* 100 gr. de harina
* Una cucharadita de polvo leudante
* Una pizca de sal
* Unas gotas de agua de azahar

Para el almíbar de calar:

* 1/2 vaso de agua
* 2 cucharadas de azúcar
* 2 cucharadas de ron

Dejar hervir todo y después dejar enfriar.

Para la yema:

* 250cc de agua
* 250gr. de azúcar
* 5 yemas

Para la nata:

* 1000gr. de nata para montar
* 150gr. de azúcar impalpable
* 50gr. de leche en polvo

Poner el cuenco donde vamos a batirla durante 15 minutos en el congelador. Batir todo hasta que esté bien espesa la nata.

Elaboración:

Del bizcocho:

Batir las claras con el azúcar y la pizca de sal hasta que estén muy espumosas y aireadas, añadir las yemas y batir para mezclar. Tamizar la harina con el polvo leudante y agregar a la masa, mezclando suavemente.

Poner la masa en un molde grande rectangular o dos pequeños, dependiendo del tamaño del horno, bien engrasados y enharinados.
Hornear a 175º hasta que esté cocido, se hace en muy poco tiempo, unos 10 minutos, por lo que deberemos estar muy pendientes.

De la yema:

Poner al fuego el agua con el azúcar hasta conseguir un punto de bola. Dejar templar.
Batir cinco yemas e ir añadiéndoles el almíbar en forma de hilo hasta mezclar. Poner a fuego lento e ir batiendo hasta que espese a nuestro gusto.

Montaje:

Ponemos en una bandeja  media plancha del bizcocho, si hemos hecho uno grande, o uno de los bizcochos, si hemos hecho dos más pequeños.
Calamos con el almíbar de calar frío, se trata de mojar el bizcocho, no de que se nos deshaga.
Sobre la plancha de bizcocho calada extendemos la nata bien alisada y sobre la nata la otra capa de bizcocho, calamos de nuevo y ponemos por encima la capa de yema. Metemos durante varias horas en el frigorífico.

Para servir, sacamos, espolvoreamos de azúcar y quemamos con un soplete. Cortar en pequeños rectángulos.

A mí me gusta ponerles por encima unas gotas de sirope de arce.


2 comentarios:

Morguix dijo...

¡Qué ricos!. Me encanta la combinación nata-yema.
Un besote, guapa.

Ishtar dijo...

Y a mí, es de los dulces que más me gustan.
Un abrazo.