sábado, 6 de diciembre de 2008

LOS MISTERIOS DE CORTIJO JURADO

CORTIJO JURADO

El fantasma que, según dicen, vaga por el torreón

Este sombrío caserón enclavado sobre un altozano del valle del Guadalhorce, cercano al pueblo de Campanillas, en la provincia de Málaga, cuenta con todos los ingredientes para hacer las delicias de los aficionados a los misterios y la parapsicología.
De dos plantas, con un torreón mirador y 365 ventanas, una por cada día del año, muros de ladrillo y tejados rojos, recuerda de lejos una casa victoriana.
Dicen que se han grabado vídeos con figuras nebulosas que surgen de la nada, bolas de fuego que cruzan la habitación, fantasmas en traje de época que pasean por el patio. Que existen grabaciones de voces misteriosas y ruidos extraños.
La casa perteneció a Manuel Agustín Heredia, de la alta sociedad malagueña, que la construyó para residencia veraniega de su familia. Él falleció en 1850 y la familia la dedicó a reuniones probablemente masónicas.
Antiguos empleados de la casa cuentan que acudía gente de Inglaterra y Francia en aquella época, que celebraban fiestas que duraban varios días, que desaparecieron niñas, aunque ello no consta en los archivos policiales, la leyenda ha ido creciendo y muchos son los que acuden a la casa en busca de aventuras.
Se cuenta que posee pasadizos subterráneos, que alguno llega hasta el río para poder escapar en caso de necesidad.
En 1925 lo compró la familia Jurado para dedicarlo a explotación agrícola.
Hace unos años aparecieron en unas dependencias dedicadas a trastos viejos unas momias en perfecto estado pero desaparecieron sin que se sepa quién se las llevó.
También existe una leyenda urbana sobre sesiones de Ouija con resultados de apariciones de niñas que dicen haber sido asesinadas y enterradas en el patio de la casa.
Las últimas noticias son que iba a rehabilitarse como Edificio de Utilidad Pública pero las obras llevan más de un año paradas. También se ha hablado de que hay intereses particulares en convertir el edificio en un hotel de lujo.
La cuestión es que la casa se cae a trozos y arrastrará todos sus misterios en su caída.

2 comentarios:

maria dijo...

Holaa, la historia tremenda..pero el edificio me encanta..¡que maravilla! y que pena en el estado en que se ecuentra...tal vez el fantasme quiera una rehabilitación jeje, Gracia spor el relato. Besitos

Ishtar dijo...

Hola, María, sí que es un gran edificio que podría quedar muy bien con una buena restauración y en otro país seguro que aprovechaban lo de los fantasmas para sacarle rentabilidad pero aquí acabarán dejando que se pierda. Besos.