domingo, 18 de noviembre de 2012

AL COCHECHO LLAMAN INDEPENDENCIA

Image and video hosting by TinyPic

AL COHECHO LLAMAN INDEPENDENCIA

Viene publicando el diario El Mundo desde hace unos días noticias sobre el imperio empresarial y la fortuna amasada por la familia Pujol con la presunta implicación de Artur Mas.

Según los informes publicados por ese periódico, que provienen de un borrador de la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF), parece que parte de las comisiones que las empresas se veían obligadas a pagar a Convergencia Democrática de Cataluña (CDC) para obtener contratos públicos, el 4% del total de cada adjudicación (es un decir porque parece que en ocasiones llegaba hasta el 15% o más), a través de la trama del Palau, ha acabado en depósitos bancarios en Suiza, en cuentas de Mas y la familia Pujol.

Según parece, en estas empresas que pagaban y cobraban comisiones solía intervenir siempre algún miembro de la familia Pujol.

Según el Registro Mercantil de Madrid los hijos del ex presidente, Jordi, Josep y Oriol (secretario general de Convergencia), participan en muchas empresas, al menos en 73 sociedades con las que tienen fuerte vinculación en España.  Sociedades que en la mayoría de los casos eran contratadas por la administraciones controladas por CIU. Otras veces intermediaban en enormes operaciones inmobiliarias con grandes recalificaciones de por medio, casos de Forum de Barcelona y de los Juegos Olímpicos del 92

Cuestión aparte son las numerosas sociedades en las que participan en el extranjero, como el Hotel Encanto, de máximo lujo, en México, o el puerto de Rosario en Argentina. 

En 2004 Hacienda reclamaba a Josep Pujol Ferrusola nada menos que 18 millones de euros en impuestos impagados.

El diario El Mundo desvela la existencia en Suiza y Liechtenstein, de cuentas controladas por Artur Mas (padre e hijo), Jordi Pujol y su esposa, Marta Ferrusola y su hijo mayor, Jordi.  Se trata de tres cuentas numeradas y de dos cajas de seguridad con número correlativo a la que Felix Millet, responsable del Caso Palau, tiene en Lausana, la cuarta ciudad más poblada de Suiza. Esto hace pensar al Cuerpo Nacional de Policía que se traspasaba dinero de las cajas de seguridad de Millet a las de los Pujol. Además revelan que existen conexiones con cuentas del fiduciario Arturo Fasana (testaferro preferido de la clase política catalana, que además está relacionado con dos cerebros de Gürtel, José Ramón Blanco Balín y Francisco Correa), cuyos beneficiarios son también la familia Pujol. También ha descubierto la Policía otras dos cuentas más, una en el Bank of Scotland londinense y otra en el Lloyd's Bank de Ginebra. 

Parece, según la Brigada de Blanqueo de capitales, que de las famosas comisiones del 4%, un  2,5% revertía en los partidos políticos vinculados a la Generalidad, y el 1,5% restante se destinaba a gastos, comisiones y colaboraciones de Felix Millet y miembros de su equipo, así como a "cuentas privadas de algunos dirigentes políticos y/o de sus familiares directos más allegados".

De hecho, en uno de los borradores policiales se recoge una anotación: "Pendiente de pago el 20% de lo asignado al Palau, a JP hijo, sacar en efectivo y entregar en mano en lugar habitual, su padre ya ha sido informado, como siempre".

Todo parece pues apuntar a que Jordi Pujol Ferrusola sería según este borrador el testaferro de Jordi Pujol Soley, presidente de la Generalidad entre los años 1980 y 2003, a quien se atribuye un patrimonio valorado en varios cientos de millones de euros.

Para la Policía la afirmación de que las cuentas de Liechtenstein encontradas a Artur Mas Barnet, padre del actual presidente en funciones de la Generalidad y ya fallecido, y de las que eran beneficiarios su cuatro hijos, entre ellos el líder de CIU, eran fruto de los negocios familiares, es total y absolutamente falsa. Ellos creen que pertenecen a la familia Pujol y Mas padre era el fiduciario de la familia, parte de las comisiones que fueron a parar allí se las desviaba él. De hecho el padre de Mas nunca justificó el origen de los dos millones de euros que tuvo que reconocer haber acumulado en Liechtenstein y en Suiza tras ser descubierto por la Agencia Tributaria, aunque no llegó a ser juzgado porque el juez Pedraz aceptó la prescripción del delito fiscal en un auto de 22 de noviembre de 2010. ¡Qué cómodo resulta para esta gente que los delitos prescriban!


Parece mentira que haya gente que todavía vote a Mas y no se de cuenta de que todo esto del independentismo no es más que una barrera de humo para ocultar la realidad, se envuelven en la bandera indepententista para tapar sus vergüenzas. 

Y protestan de estas informaciones, anuncian que se van a querellar, pero a día de hoy no han puesto querella alguna, no vaya a ser que se enfaden y publiquen aún más asuntos turbios de esta familia.

No hay comentarios: