sábado, 31 de enero de 2009

JUSTICIA CONTRA EL HAMBRE

http://inde.blogia.com/upload/20061124130837-forn-de-pa.jpg

Estos días se ha celebrado un juicio en Barcelona contra un mendigo que robó media barra de pan en la panadería El Pan, de la calle Dr. Bassols de Badalona, el pasado nueve de septiembre; hay que ver qué prisas se da la Justicia en algunos casos y cuanto tarda en otros.

Según parece, el mendigo agarró la barra de pan con intención de sustraerla y la dependienta la agarró por el otro extremo, forcejeando ambos hasta que la barra se rompió y el mendigo salió corriendo con el "botín".

Ahora, el mendigo está acusado de robo con violencia. Toda la vida habíamos oído decir que un trozo de pan no se le negaba a nadie, pero parece que modernamente las cosas han cambiado, ahora si un mendigo agarra una barra de pan, la vendedora trata de quitársela con la intención de volver a ponerla a la venta sin que nadie la acuse de un delito contra la salud pública por vender un pan "tan toqueteado".

El Juez pide año y medio de cárcel para el mendigo por el robo de la media barra de pan. Comparando este caso con tanto ladrón de guante blanco que se ha llevado millones y anda por la calle tranquilamente, no podemos menos que estremecernos pensando en la condición humana.

El juicio tendrá que celebrarse de nuevo el día 11 de febrero porque la dependienta no se presentó. Curiosamente, se trata de la única dependienta de la panadería de la cual tiene la Justicia detalle de ciudad, callé y número, pero al parecer no han logrado localizarla.

¿Quien paga los nuevos "intentos" de localización, el juicio de ayer y el nuevo juicio de febrero? Está muy claro, lo pagamos todo los contribuyentes. Aunque al menos nos queda el triste consuelo de que el hambriento mendigo podrá comer caliente durante año y medio y gozar de duchas, televisión, espectáculos de streeptease y demás sinecuras carcelarias por cuenta de todos nosotros.

Por esta acción, dictada por el hambre, todo el peso de la Justicia trata de caer sobre él. Sin embargo, por poner un ejemplo, el presunto asesino de Mari Luz Cortés estaba en la calle cuando asesinó a la niña en vez de estar cumpliendo otras condenas anteriores, y lo que es peor, es posible que acabe de nuevo en la calle por falta de pruebas definitivas.

4 comentarios:

K dijo...

¿La QUÉ?.
Me parece a mi que habrá que volver a definir esa palabra.
¿ O solo será culpa de sus administradores?.
¿O será un poderoso metodo de represión?. Una función que antes desempeñaban otros señores, a los que ahora han relegado a meros recaudadores.

Manresa dijo...

pásate cuando puedas por mi blog
un besito

Ishtar dijo...

Habría que replantearse de nuevo muchos conceptos que dábamos por sabidos, K, la Justicia, pero también la Economía, la Solidaridad, incluso lo que debe ser el Gobierno.

Ishtar dijo...

Hola, Lidia, voy para allá. Un beso.