miércoles, 7 de enero de 2009

MENUDO REVUELO

Traje de ministra reglamentario

Menudo revuelo más tonto el que han formado algunos periódicos con el traje de la Ministra de Defensa durante la ceremonia de la Pascua Militar, se ve que no se han enterado todavía de aquello de que el hábito no hace al monje.
Lo realmente importante, aparte de que el traje pantalón que lucía era perfectamente correcto, está en el discurso y no en el vestuario. Lo que a mi juicio ha querido la Ministra es dar una imagen de sobriedad, de ahí el cabello recogido y tirante (habitualmente luce el cabello suelto) y ese atuendo de corte masculino, en vez de usar un vestido largo de oro y tafetanes que, al parecer, es lo que les gustaría que hubiese vestido a algunos que parecen anclados en el pasado. Para una Ministra sobria que tenemos, mejor será alentarla, que para modelitos de tafetán ya tenemos a la Vicepresidenta y a Maleni, no está el horno actual para oropeles.

4 comentarios:

Manresa dijo...

la verdad es que está fuera de lugar hablar de que llevaba, como iba vestida o como iba peinada....
tal y como está el pais en estos momentos me parece una falta de respeto dar prioridad a tales neneces. Yo también podría ser peridoista....

Un beso!

MARISOL dijo...

En referencia a esta noticia me ha encantado la defensa que la hecho Esperanza Aguirre.

Te deseo que se cumplan todos tus deseos que le tengas pedidos al nuevo año.

Un fuerte abrazo cielo.

Ishtar dijo...

Hola, Lidia, la cuestión es además que cuando se trata de un hombre no se le mira con lupa como va vestido, peinado o maquillado, así que el hecho de que se haga esa crítica con las políticas del signo que sean por ser mujeres es bastante machista y retrógrado. Lo que hay que criticar es el discurso, sea hombre o mujer, no el vestuario o el peinado.
Besos.

Ishtar dijo...

Hola, Marisol, es verdad que ha estado muy bien Aguirre saliendo al quite de las críticas porque el atuendo era perfectamente digno aunque no fuera un traje largo, y encima la Casa Real le había dado el visto bueno. Todavía nos queda a las mujeres un largo camino por recorrer hasta que se acepte con normalidad que en una mujer, igual que en un hombre, son las ideas y los hechos los que revisten importancia y no vestidos o peinados siempre que sean correctos y no estrafalarios.
Espero que los Reyes te hayan traído muchos regalitos. Besos.