martes, 20 de enero de 2009

QUE LOS DIOSES LE PROTEJAN





Le pudieron los nervios a Obama al realizar el juramento como nuevo Presidente de EEUU, esperemos que los tenga de acero para lo que le queda que realizar.

Deberíamos aprender de los americanos su gusto por las ceremonias, nadie ha puesto en EEUU defecto alguno a la manera de jurar el cargo, ni a que lo haga sobre la Biblia, ni a que esta sea la que usó Abraham Lincoln en 1861; un país sin Historia sabe lo importante que son las ceremonias y el protocolo, nosotros andamos siempre desechando bobamente nuestros siglos de Historia.

Hoy ha terminado la fiesta, la emoción de los días pasados, y comienza el duro camino de la responsabilidad para hacer frente a la crisis mundial y hacer reaccionar a la economía. Ha suscitado muchas ilusiones en el mundo entero, ahora deberá trabajar para llevarlas a cabo.

Uno de los mayores problemas puede venir de su decisión de no controlar el déficit, bajo la idea de que si el país decide empeñar la economía en reducir el déficit no podría invertir en otros sectores ni solucionar otros problemas. Esta decisión puede hacer crecer la deuda de forma que más tarde sea imposible de dominar.

Tiene pendiente cerrar Guantánamo, pero antes tiene que saber qué hacer con todos los presos y cuando lleguen los juicios vendrá lo peor, el relato de lo sucedido dentro de esa cárcel terrible, lo que representaría un desprestigio mundial para EEUU.

Será necesario que se apresure a crear empleo, porque eso es lo que esperan de él millones de votantes ilusionados. El problema es que no siempre las ayudas financieras se traducen en creación de empleo, no tenemos más que mirar a Europa.

Irak y Afganistan son dos graves problemas a los que deberá enfrentarse. No puede irse ahora de Irak y dejar allí una guerra civil. Afganistan necesita más tropas de pacificación y Europa está poco dispuesta a enviar más efectivos. (Curiosamente España si estaría muy dispuesta a aumentar el número de tropas desplazadas allí)

Israel y Palestina están ahora en compás de espera, pero aquello no ha terminado y puede desencadenarse de nuevo la violencia en cualquier momento.

Prometió cobertura médica a toda la población, esto le pone en contra a la industria farmacéutica y las compañías de seguros, que hacen su negocio precisamente de la carencia de esta cobertura. Los intereses creados irán en su contra en este terreno como ya lo fueron en tiempos de Clinton, que había prometido lo mismo.

Por todo ello va a necesitar que los dioses le protejan para que no acabe matando la esperanza de los ciudadanos que le ha llevado al puesto que hoy ha jurado. Y también para que pueda terminar su mandato sin engrosar la lista de Presidentes asesinados, que esa es otra.

2 comentarios:

Manresa dijo...

precisamente hoy en la oficina hablábamos de obama, y mi jefe hacía el comentario de que temía de que algun dia pudiera aparecer una noticia de un atentado contra él, por ser el primer presidente de color.
Le queda mucho por lo que luchar, y un camino difiícl lleno de espinas, el tiempo lo dirá.
por cierto ishtar, hoy en mi blog he dejado un escrito que creo que te puede gustar.
que tengas una feliz noche

Ishtar dijo...

Sí, ese será un temor que habrá de acompañarle, de hecho la Biblia elegida para jurar el cargo indica, en cierto modo, lo que alberga su mente. Me paso por tu blog. Besos.