martes, 20 de enero de 2009

POLLO DE BABILONIA



Los Jardines Colgantes de Babilonia. M.V. Heemskerck. 1572

JARDINES COLGANTES DE BABILONIA
(Grabado de Martin Van Heemskerck, 1572)

http://farm1.static.flickr.com/191/512212815_53878dbf07_o.jpg

SANTUARIO DE BABILONIA

http://www.eigualmc2.com/wp-content/uploads/2008/05/jardinescolgantes-500x387.jpg


LOS JARDINES COLGANTES DE BABILONIA


Como supongo que sabéis, hace casi cuatro mil años, dos mil antes de Nuestra Era y muy anterior al reino de Israel, floreció en la Baja Mesopotamia, a orillas del río Eufrates, una civilización muy avanzada que, por primera vez, puso la Ley por escrito ya que anteriormente la gente se hallaba sometida al libre albedrío de los jueces y a sus simpatías o antipatías. Esta civilización fue Babilonia.

El Código de Hammurabí puso remedio a esto y recogió las Leyes por escrito y en piedra han llegado hasta nosotros, reconoció que la mujer tenía los mismos derechos que el hombre, aceptó el divorcio y promulgó la famosa Ley del Talión, que la Biblia recoge, aquél "ojo por ojo y diente por diente" que aún practican algunas comunidades de la zona.

En aquél tiempo se construyeron templos majestuosos, se desarrolló la Astronomía y la Astrología, las Matemáticas, la Geometría y la Medicina.

De aquél pueblo, heredamos la división de la circunferencia en 360º y la división de cada grado en 60 minutos y cada minuto en 60 segundos,

También se desarrolló de manera extraordinaria la metalurgia y nos han llegado hasta hoy magníficas obras de arte y joyas de oro y de plata de aquella época. Allí se inventó lo más parecido a la moneda, ya que usaban metales preciosos como medio de pago con aquellos pueblos que comerciaban al trueque con los mismos productos que ellos tenían.

Fue muy importante su agricultura y se hicieron famosos sus quesos de cabra.

Allí, en el antiguo Irak hoy destruido y masacrado, floreció una civilización y una cultura envidiada por todos los pueblos de su tiempo.
De aquella cultura proviene esta receta y en honor a Babilonia se hace en mi casa. Y debo decir que es receta muy solicitada por cuantos la prueban por primera vez y que en las reuniones siempre me piden que no falte.

POLLO DE BABILONIA

Ingredientes:

* Pollo troceado;
* Pasas;
* Piñones;
* Almendras cortadas en láminas;
* Ajos;
* Tomillo;
* Nuez Moscada;
* Clavo de especia;
* Cebollas;
* Miel;
* Aceite de Oliva Virgen Extra;
* 2 Copas de Oloroso Seco Rio Viejo;
* Queso de Cabra Soignon (Por su sabor, no sirve cualquier queso de cabra porque los hay bastante insípidos);
* Sal y Pimienta negra;
* Semillas de mostaza;

Elaboración:

Por tratarse de una receta milenaria debemos esmerarnos en ella. Trocearemos el pollo,
(yo prefiero pechuga), si se desea se puede trocear "de bocado", porque así sirve también para servir en volovanes, canapés, el pan Naan, etcétera y lo dejaremos desde la noche antes en adobo con el vino, la miel, pasas, almendras y piñones, tomillo, nuez Moscada, semillas de mostaza y clavo.

Al día siguiente, troceamos en juliana muy menuda las cebollas y los ajos y lo rehogamos todo muy bien con un chorro de aceite.

En una bandeja de horno forrada con papel vegetal ponemos estas cebollas y ajos ya rehogados y encima ponemos el pollo con todo su adobo, espolvoreamos con sal y pimienta y las semillas de mostaza machacadas y emulsionadas con un poquito de aceite.

Cortamos el queso en rodajas y lo ponemos sobre el pollo. Hornear a 180º durante 25 minutos, hasta que se vea dorado.



4 comentarios:

K dijo...

La probaré, no le quepa la menor duda, solo voy a hacer unas pequeñas modificaciones, pollo casero ó campero como dicen por esos lares, queso Payoyo, por que es el que tengo y no creo que lo desmerezca, en relacción con el francés y el oloroso lo sustituiré por un palo cortado, a ver lo que sale.
Por cierto sabía que esos franceses tienen una fabrica de queso de cabra en Grazalema- curioso.

Ishtar dijo...

No, no sabía lo de la fábrica de Grazalema, aunque si me gusta mucho el que fabrican allí bajo denominación española de Sierra de Grazalema.
Lo de especificar la marca es más que nada para indicar un sabor ya que muchos quesos de cabra no saben a nada en realidad y lo que se busca en esta receta es precisamente el sabor.
Indudablemente nada como un pollo de corral para recordar el verdadero sabor del pollo, sobre todo si el corral es propio y uno sabe lo que come el pollo, porque yo desconfío bastante de los que nos venden como "de corral" y a saber si no están teñidos de amarillo, que ya ni de la vista propia se puede uno fiar.
Saludos.

k dijo...

Pollo de confianza, vamos a llamarle.
Tambien le voy a echar un buen vaso de coñac, a mayores, tb se lo recomiendo.
Sobre el queso, a mí particularmente el que más me gusta es el de Los Gazules, a una hora de Sevilla + ó -, una zona muy virgen, lo que implica leche sana, además podrá tomar venado a la cocina tradicional, chicharrones de iberico, etc...
Y si tiene suerte la cigúeña negra, aunque mucho me temo que van a acabar con ella con los dichosos
molinillos de viento, que se han atrevido a colocar en el parque.
Que los dioses nos protegan del "homo sapiens".

Ishtar dijo...

Sí, el brandy es una buena compañía para la carne (y los bizcochos,)le da aromas increíbles.
Me gusta esa zona que cita, ya que se va por queso se puede recalar en Las Trejas y probar sus delicias.
Es una buena época esta para divisar las aves, la Cañada de los pájaros está a rebosar de pequeños habitantes según pude comprobar recientemente. Por esta zona y sus alrededores hacen un delicioso arroz con pato y en Ventas perdidas entre pinares, buenos guisos de venado en salsa oscura y espesa cuyo sólo aroma ya anima el estómago.
Saludos.