miércoles, 14 de enero de 2009

QUÉ MAL ESTÁ EL PATIO

http://weblogs.clarin.com/itinerarte/archives/justicia%202.jpg

Salieron ayer Rodríguez y el Ministro Bermejo haciendo de poli bueno y poli malo. Rodríguez conciliador con los jueces y dando una de cal y otra de arena y Bermejo diciendo "perlas" como que los jueces detentan el poder judicial. No se puede permitir que un ministro no sepa el significado de las palabras que emplea, tal vez quiso decir otra cosa, pero dijo "detentan el poder", y detentar según el diccionario de la Real Academia significa
retener y ejercer ilegítimamente algún poder o cargo público. Vamos, que aprovechó su discurso para meterles de nuevo el dedo en el ojo, por si no estuviera ya bastante caldeado el ambiente. Encima, para granjearse más simpatías entre los jueces, dijo que la amenaza de huelga y las preocupaciones judiciales con lo que realmente están relacionadas es con su petición de un salario superior, en tiempos de crisis, después de haber recibido ya una subida del 5%. Con esta afirmación pretende poner a la opinión pública en contra de la judicatura, si bien es verdad que no debieran ellos de haber unido sus reivindicaciones salariales legítimas a este tema que no va a gozar de las simpatías de los ciudadanos en las actuales circunstancias.


Por otra parte, el poder en general tiene mucho que ver con los problemas que plantean, por ejemplo en su negativa corporativista a que los secretarios judiciales puedan poner fecha a los juicios y vistas, cosa hasta ahora tarea exclusiva de los jueces. No quieren perder parcelas de poder.
Pero hay un tema en el que los jueces y el gobierno debieran meditar, un tema que no sucede en los países de nuestro entorno y que a mí me parece de suma gravedad, aunque nadie habla publicamente de él. Estamos acostumbrados en España a oír a los abogados decir "¿ qué juez te ha tocado?", no hay cosa peor para la Justicia que deje de ser ciega como la pintamos y atienda a otros intereses diferentes que las causas justas en sí mismas y que la Justicia sea para los ciudadanos una cuestión de suerte, según el juez que te toque, ese es el verdadero problema a corregir. Que haya que informatizar, sí, que cada Autonomía no puede tener un sistema diferente que impida cotejar datos, también, pero la Justicia tiene que ser igual para todos y no depender del juez que te toque como si fuera una lotería.

2 comentarios:

K dijo...

EL PODER es precisamente lo que está en juego. La Justicía es lo que menos importa, tanto los unos como los otros se saltan las Leyes cuando les conviene, o se inventan otra nueva que les vaya bien.

Ishtar dijo...

Aunque el Gobierno tiene la manía de querer manejar todos los Poderes además del que le corresponde, se le nota demasiado y "hace feo" tanta caradura.