viernes, 6 de mayo de 2011

LOS PACTOS CON EL PNV



LOS PACTOS CON EL PNV

 Hace mucho que tenemos escrito que un voto nacionalista no tendría por qué valer más que uno no nacionalista, y tampoco debería ser posible que los partidos impusieran los jueces a su gusto en el Tribunal Constitucional ni en ningún otro.

¿Por qué no? Porque desde el momento en que un partido político pone a un juez en un tribunal, sea el que sea, ese juez pierde esa ecuanimidad mínimamente exigible a cualquier juez. ¿Cómo va a votar en contra de lo que le manden quiénes le pusieron ahí? Porque lo mismo que te ponen, te quitan, así que no toca otra que obedecer órdenes.

Así llegamos al esperpento de un Gobierno que no se sostiene ya por ningún lado, salvo por el PNV y por sus propios intereses que no son los de España, actuando de espaldas al sentido común y haciendo que el Tribunal Constitucional vote lo contrario que el Tribunal Supremo.

Y a las pruebas me remito: Eugenio Gay, Elisa Pérez Vera, Pablo Pérez Tremps, Luis Ortega y Adela Asua, jueces todos del TC, además del presidente del Tribunal Constitucional, Pascual Sala, todos ellos nombrados a propuesta del PSOE, han votado a favor de permitir a Bildu concurrir a las elecciones del 22 de mayo (con lo que podrían llegar a manejar más de 225 millones de euros en los ayuntamientos, además del peligro de entrar en posesión de los listados con nombres y direcciones de ciudadanos y pasarlos a ETA). Y esto en contra de lo que había dictaminado ya el Tribunal Supremo. Asunto, por cierto, que ya estaba pactado con el PNV, a cambio de que ellos votaran favorablemente en los Presupuestos. Y con previas amenazas, nada veladas, del PNV de que si no accedía Bildu a las elecciones, se atuviera el Gobierno a las consecuencias.

¿Podemos creer los ciudadanos en una Justicia libre en España con casos como este? A la opinión de los lectores lo dejo.

No hay comentarios: