miércoles, 12 de marzo de 2008

A BUENAS HORAS


Pedro Solbes se cayó ayer del guindo del "todo va bien" y reconoció que el panorama de la evolución de la economía española es bastante sombrío, por no decir negro total, a corto y medio plazo por el frenazo inmobiliario que afecta a multitud de pequeñas y medianas empresas, los efectos de la crisis crediticia de EEUU y la amenaza de recesión que sobrevuela la primera potencia mundial.
Vamos que el mensaje optimista pre electoral del debate con Pizarro en televisión era una mentira de las más gordas. Ahora admite que el crecimiento estará por debajo del 3,1%, que era la última previsión oficial y se colocará más cerca de lo que sostenía Pizarro, en torno al 2,4% y el 2,7%. También reconoce ahora que nos abruma la inflación y encima anuncia que probablemente el año termine con déficit en las cuentas públicas...¡imagínense cómo acabarán las cuentas privadas!
Reconoció ahora que los precios suben alocadamente a un ritmo del 4,3% y que el paro, probablemente aumentará.
¿Y se puede mantener a un político que miente con tanta cara dura a los electores? Pues en España parece que sí. Adelante pues, cuatro años más de embustes.

2 comentarios:

lavin dijo...

No, el problema lo acabarán solucionando en Paracuellos del Jarama, talante, mucho talante.

Ishtar dijo...

Veo que tienes sentido del humor. ;o)