lunes, 13 de abril de 2009

A LO QUE DEDICA SUS ESFUERZOS EL GOBIERNO

http://aldeacentenera.files.wordpress.com/2008/02/zapatero_durante_mitin_santander.jpg

Cualquier ciudadano pensaría que un gobierno democrático debe dedicar sus esfuerzos a combatir el delito y perseguir a todos los que transgredan las leyes pero al parecer no siempre es así.

El Gobierno de Rodríguez acaba de conceder un indulto parcial a la "drag queen" José María Parramón Piella, convicto y confeso de un delito de agresión sexual.

El Consejo de Ministros, que se ve no tiene cosa mejor que hacer, ha reducido la pena de doce a cinco años, así del tirón. Los otros tres acusados sólo cumplieron cinco meses de cárcel, todo lo cual demuestra lo barato que sale cometer delitos en España.

Dado que la sentencia a 12 años había sido ratificada ya por el Tribunal Supremo, este indulto repentino ha causado gran sorpresa en los medios penitenciarios y se considera muy poco habitual en este tipo tan grave de delitos.

Pero resulta que José Mª Parramón Piella, acusado, culpable y condenado a doce años, recibió el apoyo del colectivo de "drag queens" de Barcelona, hubo una manifestación de "afines" en su favor y además los artistas de las ceja recogieron firmas para solicitar un indulto al Gobierno, y el Gobierno, obediente, lo concede.

Los hechos se remontan, al parecer y según la prensa, al año 2001, cuando la víctima, un joven de 18 años, comenzó a coquetear con una chica en una discoteca. La joven resultó ser la novia de la "drag queen" y ésta apareció de improviso y le dijo al muchacho que "lo que quieras hacer con ella, lo tienes que hacer primero conmigo". La víctima, ante tales inusitadas perpectivas, decidió marcharse del local para evitar problemas.

Pero la "drag queen" no quería soltar su posible presa, así que diseñó junto a otros de su calaña una estrategia encaminada a humillar sexualmente a la víctima. Para ello obligaron a la chica a ir en su búsqueda antes de que se fuera y le pidió que tomaran ambos una copa en un sitio más tranquilo donde no pudieran molestarles. Al verla sola, el chico la creyó sincera y aceptó. Ella lo llevó hasta los lavabos del local, y allí fue sorprendido por todos los acusados, la "drag queen" y los otros tres, que se abalanzaron sobre él, le sujetaron, le pusieron unas esposas para que no pudiera defenderse y cada uno de ellos le realizó una felación, además el principal acusado lo violó.

El joven denunció los hechos. Pero se ve que los jueces no consensuaron con Rodríguez las penas que debían imponerse y allá que va el hombre a enmendarles la plana. Con esta medida, el preso consigue el tercer grado y ya está en la calle, los otros hace tiempo que lo están. ¿Haría lo mismo Rodríguez si la víctima hubiera sido una de sus adorables hijitas, por poner un ejemplo?

3 comentarios:

k dijo...

!res a ayav oN¡ .ollac em rojeM
?elav¿ osayap aP

Ishtar dijo...

;-)

Ishtar dijo...

;-)