martes, 7 de junio de 2011

LA MORDAZA BORBÓNICA



LA MORDAZA BORBÓNICA

El Gabinete de Comunicación del Palacio de La Zarzuela ha convocado a los periodistas que suelen cubrir la información sobre la Casa Real para mañana miércoles. Se trata de comunicarles oficialmente las nuevas normas que pretenden que comiencen a regir a partir de ahora.

Su idea es que en cualquier evento al que asista la Familia Real haya sólo cobertura gráfica y que se vayan rápido, sin derecho a preguntas ni a intervenir de ningún modo, ellos decidirán a partir de ahora cómo y cuando se pregunta. Esa es su idea de Democracia.

Pues como existe libertad de expresión, resulta que mi idea de Democracia es muy otra y la salida de pata de banco del Rey el otro día diciendo que los periodistas lo quieren matar me parece una estupidez, sin paliativos. Dentro del cargo que ocupa está la obligación de informar sobre su salud, por la sencilla razón de que está a sueldo del pueblo, y responder a las preguntas pertinentes.

Y además, bastante llevamos aguantado a los Borbones en España como para encima permitirles que nos pongan una mordaza.

Sin remontarnos a sus acendientes, de los que habría mucha tela que cortar, es público y notorio que cuando el ahora Rey vino de Estoril a estudiar a España, llamado por el tan denostado actualmente Franco para introducirlo como sucesor a título de Rey, no tenía dinero ni para comprarse ropa. Hoy posee una de las mayores fortunas del mundo. 

Por cierto, Manuel Prado y Colón de Carvajal, ya fallecido, era quien llevaba los negocios del Rey, y fue juzgado y condenado por el caso Torras, pasando una temporada en la cárcel. Sobre la desaparición de 55.000 millones de pesetas de la época que desaparecieron en España durante la invasión de Kuwait, de las manos de sus dueños árabes a través del grupo Torras, nunca más se supo. Javier de la Rosa reconoció ante la Corte de Londres haber entregado a Manuel Prado hasta 160 millones de dólares, que éste achacó a "trabajos de asesoramiento". La cuestión es que un grupo de desahogados le sacaron el dinero a Kuwait Investment Office (KIO) a través de Torras. Y aún se recuerda que Felipe González le decía a Sabino Fernández Campo, jefe entonces de la Casa del Rey , "dile a Manolo Prado que se conforme con el 2%, que el 20% es una barbaridad", refiriédose a las comisiones por el petróleo importado por España de países árabes. La Justicia no quiso ir más arriba y todo quedó en De la Rosa y Prado pasando por la cárcel. Tierra sobre el asunto y a seguir viviendo.

Pero resulta que algunos tenemos verdadera memoria histórica y conocemos por menudo estas cosillas. Eso sin remontarnos a los gastos en amantes, que si la actriz, que si la alemana, que si la balear, a las sospechas que se ciernen sobre el yerno del Rey, ahora que su socio anda imputado en un feo asunto, y a los gastos suntuarios de unos y otros miembros de la Real Familia en joyas, vestuario, botox, operaciones estéticas varias, guardaespaldas hasta para el perro etc...etc..., que conviene recordar que estamos pagando todos los españoles, incluidos los republicanos.

Así que la mordaza que el Rey pretende poner a los periodistas, como la que el Príncipe pretendió imponer a la chica que le espetó en la cara ¡viva la República! no hacen sino anunciar para España el advenimiento de la III República Española, y que los Borbones pasen a ser unos ciudadanos más, sin lujos ni prebendas que en absoluto merecen.

1 comentario:

zahoryclub dijo...

Es que hubo democracia alguna vez? Estos seres no pintan nada ahí donde están.