lunes, 6 de diciembre de 2010

EL GOBIERNO DE LAS SIETE Y MEDIA



EL GOBIERNO DE LAS SIETE Y MEDIA

A este funesto y aciago gobierno que padecemos le llaman ya el de las siete y media.

Para quién no sepa lo que quiere decir esto, lo explicaré con palabras del inolvidable Pedro Muñoz Seca, vilmente asesinado el 28 de noviembre de 1936 en Paracuellos de Jarama, en la llamada "matanza de Paracuellos" de la que Carrillo tanto sabe.
Muñoz Seca, en su obra "La venganza de Don Mendo", obra hilarante donde las halla, explica muy bien qué es eso de "las siete y media":

        " Se trata de un juego vil
           que no hay que jugar a ciegas
           pues juegas cien veces mil,
           y de las mil, ves febril
          que o te pasas o no llegas.
          Y el no llegar da dolor
          pues indica que mal tasas
          y eres del otro deudor.
          Más ¡ay de ti si te pasas!
          ¡si te pasas es peor!"

Ya ven pues que el nombre les va como anillo al dedo, este gobierno, constantemente, o se pasa o no llega, más si se pasa como ahora, es peor.

Rodríguez y su gobierno son "culpables in vigilando" (artículo 1903 del CC) porque una persona u organización que tiene la responsabilidad civil de que los servicios públicos funcionen perfectamente, no puede hacer dejación de estas funciones permitiendo que AENA cierre el espacio aéreo como se hizo el viernes y culpando después a los controladores del caos que se formó.


Por otra parte parece que hay juristas de prestigio que no consideran legal acudir al estado de alarma para esta situación, a la que se ha llegado porque ellos mismos, el gobierno, la han creado con el decreto que se sacaron de la manga el viernes de prisa y corriendo, a sabiendas de la que se iba a organizar.


Y tampoco parece que dé mucha seguridad a la ciudadanía subir a un avión conociendo que ahora, además del estrés que puede producir a un controlador tener cuarenta y cinco aviones en pantalla teniendo que evitar que choquen entre sí, le añadimos el de tener a un policía o un coronel armado a sus espaldas para que no se mueva del asiento.

Encima, aunque quisieran poner a controladores militares resulta que no pueden porque el Ministerio de Defensa no renovó sus licencias europeas (el Real Decreto 1516/2009 exigió que todo controlador aéreo que ejerza funciones para el tránsito aéreo general sea civil o militar tiene obligatoriamente que cumplir unas reglas que vienen determinadas en dicho Decreto) y actualmente el Estado Mayor del Aire, que no cambió sus licencias,  no tiene autorización legal para controlar vuelos generales pues carece de las licencias europeas ATC. En cambio AENA sí cambió sus licencias. Es decir, todos los controladores militares con las licencias caducadas y Chacón sin dimitir.


Los ciudadanos no pueden entender que el llamado "gobierno del talante" ande amenazando a los trabajadores con quitarles sus bienes o la custodia de sus hijos, amén de enviarles a la cárcel, ¡pues vaya con el talante!


Quizás desde febrero que hicieron el último cambio podían haberse sentado a negociar, como se hace en todas las empresas, en vez de hacer las cosas por decreto. Y no deja de ser curioso que la Dirección General de Tráfico vigile tanto los tacógrafos de los camiones para asegurarse de que descansan cada poco tiempo los conductores y en cambio se vea bien que los controladores trabajen tantas horas seguidas teniendo miles de vidas en sus manos.


Pero también es muy posible que se trate de una maniobra de gobierno trilero (¿dónde está la bolita, aquí o aquí?) y mientras la gente discute sobre controladores no debate sobre las medidas económicas, la subida del tabaco y el número cada vez mayor de personas en paro. Y curioso que con UGT y CCOO no hayan nunca tomado estas medidas melodramáticas en las huelgas de transportes, ¿hay unos sindicatos más afines al Poder que otros?

Y a todo esto, Rodríguez desaparecido, aquí sólo hablan Pepiño y Pérez Rubalcaba.


El batacazo que estos se van a dar en las urnas lo anuncia ya hasta El País, y eso que aún les quedan meses para seguir metiendo la pata, pero en las municipales de mayo se van a lucir.

2 comentarios:

Morguix dijo...

Desde luego. O se pasan, o no llegan.
Y nos queda año y medio (por lo menos) de aguantarles.
¡Qué cruz, Señor!.
Un besote.

Ishtar dijo...

Hola, Marga, eso es lo peor, el tiempo que todavía les queda para seguir destrozando España.
Un abrazo.