lunes, 8 de septiembre de 2008

MARCHANDO UNA TAPA DE DESMEMORIA

La conocida, y galardonada en diversas ocasiones, restauradora Toñi Vicente

Restaurante de Toñi Vicente (ayer cerrado).
Esperemos que se aclare el tema de las vieiras y no acabe todo al final en agua de borrajas. Si realmente se han estado comprando y sirviendo a los clientes, por 50 euros el plato, que aunque el precio es lo de menos, en este caso resulta ser un lucro a cuenta de la salud de las personas, unas vieiras contaminadas con la toxina ASP ( que hace perder por completo la memoria), muy peligrosas para el consumo, estamos ante un caso muy serio y que puede haber afectado desde hace meses a todas las personas que ingenuamente y confiadas en el prestigio de los restauradores que las servían, las han venido ingiriendo.
Llevan investigando desde hace dos meses ( y es lo que más me escama, porque siendo tan peligrosa la toxina, ya podían haber paralizado antes la distribución). Es muy loable querer pillarlos con" las manos en la masa", nunca mejor dicho hablando de restauradores, pero mientras llegaba ese caso, las estaban sirviendo en sus restaurantes y la gente pagaba inocentemente por envenenarse. Si hay una red detrás de todo esto, debemos exigir que se aclare cuanto antes porque con la salud, no se juega. Que aún nos acordamos del aceite de colza.

6 comentarios:

lauriteles dijo...

No sabia nada de este tema y la verdad que es bastante alarmante!!

No se puede jugar a si con la salud de la gente!!!

Ishtar dijo...

Lo malo es que hay varios restaurantes más metidos en el tema, todos sirviendo las dichosas vieiras. Al final, vivimos de milagro.

MolyGalicia dijo...

Es una verguenza, pero desgraciadamente aquí está lleno de pescadores y mariscadores furtivos y no hace falta decir.....que muchas veces hacen la vista gorda....hasta que salta la liebre y entonces es cuando nos enteramos, de verguenza!!!
Besitos para ti

Ishtar dijo...

Lo malo, Moly, es que grandes empresas y restauradores prestigiosos se lucren del trabajo de esos furtivos. Ellos nadan y guardan la ropa, se lucran pero piensan que con buenos abogados saldrán del paso. Y nadie piensa en esas personas que, ignorantes del caso, han consumido ese veneno que puede llevarles a la muerte o a padecer terribles problemas neurológicos solamente para que algunos hinchen un poquito más sus carteras. Besos.

YASNA SANCHEZ dijo...

Espero que los españoles hagan memoria y recuerden el nombre de Toñi Vicente y su asquerosa reputación.

Ishtar dijo...

Las personas son, por naturaleza, olvidadizas. Apuesto a que siguen acudiendo a comer a su restaurante (por cierto la mayoría de los que acuden, políticos), parece que una estrella de la guía roja, pesa mucho. Sólo espero que al menos el año próximo se la retiren.