miércoles, 8 de octubre de 2008

EL MES MÁS HERMOSO DEL AÑO


Un año más el sexo ancestral nos llamará desde los bosques, la berrea ha comenzado a sonar de punta a punta, los ciervos quieren demostrar su potencia y encandilar a las hembras, es la llamada de la Naturaleza.
Pero también la despensa nos llama entre los árboles del bosque, es tiempo de castañas, avellanas, nueces, almendras, bellotas, todo lo que la Naturaleza prepara para que podamos pasar el invierno, por crudo que sea.
Las setas, los madroños, aguardan al fondo de la maleza y muchos animales acuden a pasar el invierno entre nosotros. El bosque rebosa de gritos y susurros de amor, no sólo los ciervos, los muflones, los rebecos, los gamos, la cabra montés, todos están en celo, más el sonido profundo y largo del ciervo sobresale entre todos. Es tiempo de amor en el bosque y, como enseñanza, sepan que mientras los grandes machos luchan entre ellos con sus grandes cornamentas, más de un ciervo joven logra aparearse con su cierva favorita. Cuando el amor llama, no hay que perder el tiempo.

2 comentarios:

k dijo...

Más que Amor, y o le llamaría instinto ciego, de todas formas chapeau.
Un bico.

Ishtar dijo...

Bueno, hay muchas formas de amor, habitualmente los humanos tendemos a sublimar con literatura lo que muchas veces no es más que la llamada ancestral de la especie. ;-)