jueves, 9 de octubre de 2008

VOY A PINTAR LAS PAREDES CON TUS VERSOS




Itinerario de la ruta de los poemas






Hay una ciudad en Europa, Leiden, en los Países Bajos, que ha querido hacer de sus calles un libro de poemas. Pasear entre sus casas es como visitar una biblioteca poética en más de 32 idiomas, nuestros están el español, el catalán y el euskera (lástima que ignoren a Rosalía de Castro), pero también hay poemas en sanscrito, latín o árabe. Y bajo el poema, la traducción, en un cartel, al inglés y al holandés, para que ningún visitante se pierda un poema.
La asociación Tegen-Beeld (Contraste, en holandés) comenzó en 1992 a decorar las fachadas de la ciudad a golpe de poemas, pero su elección no fue casual, Leiden ya contaba en sus fachadas con 30 poemas escritos hace tres siglos.

8 comentarios:

MolyGalicia dijo...

Me parece una iniciativa preciosa, ojalá se siguiera en muchos paises más....que noticia más amable...

Besiños linda!!

k dijo...

Campanas de Bastabales:
cando vos oyo tocar,
mórrome de soidades.


Cando vos oyo tocar,
campaniñas, campaniñas,
sin querer torno á chorar.

Cando de lonxe vos oyo,
penso que por min chamades,
e d´as entrañas me doyo.

Dóyome de dor ferida,
qu´antes tiña vida enteira
y hoxe teño media vida.

Solo media me deixaron
os que d´aló me trouxeron
os que d´aló me roubaron.

Non me roubaron, traidores,
¡ai!,uns amores toliños,
¡ay!, uns toliños amores.

Que os amores xa fuxiron...
As soidades viñeron...
De pena me consumiron.

Alo pol´a mañanciña
subo enriba dos outeiros
lixeiriña, lixeiriña.

Com´unha craba lixeira,
para oir d´as campaniñas
a batalada primeira.

A primeira d´alborada
que me traen os airiños,
por me ver máis consolada.

Por me ver menos chorosa,
n´as suas alas m´a traen
rebuldeira e queixumbrosa.

Queixumbrosa e retembrando
por antr´a verde espesura,
por antr´o verde arborado.

E pol´a verde pradeira,
por riba d´a veiga llana,
rebrdeira e reburdeira.


Paseniño, paseniño,
vou pol´a tarde calada,
de Bastabales camiño.

Camiño d´o meu contento;
y en tanto o sol non se esconde,
n´unha pedriña me sento.

E sentada estou mirando
cómo´a lua vai saindo,
cómo o sol se vai deitando.

Cál se deita, cál se esconde, ?
mentras tanto corre a lua
sin saberse para donde.

Para donde vai tan soya,
sin qu´os tristes qu´a miramos
nin nos fale, nin nos oya.

Que si oíra e nos falara,
moitas cousas nos dixera,
moitas cousas lle contara.

Ishtar dijo...

Qué hermoso, K, gracias por aportarlo.;-)

Ishtar dijo...

Es verdad, Moly, las ciudades serían más acogedoras si estuvieran llenas de poemas, incluso de prosa de los mejores autores. Besos.

k dijo...

Negra sombra:

Cando penso que te fuches,
negra sombra que me asombras,
ó pé dos meus cabezales
tornas facéndome mofa.
Cando maxino que es ida,
no mesmo sol te me amostras,
i eres a estrela que brila,
i eres o vento que zoa.
Si cantan, es ti que cantas;
si choran, es ti que choras:
i es o marmurio do río,
i es a noite, i es a aurora.
En todo estás e ti es todo,
pra min i en min mesma moras,
nin me abandonarás nunca,
sombra que sempre me asombras.

Ishtar dijo...

Gracias, K.;-)

Adormidera dijo...

Voy a pintar las paredes con tus versos... qué precioso título.
Es igual que decir, voy a pintar la tierra con tus flores, los cielos con tus sueños, tus techos... de algodón.
Me has alegrado esta mañana con las reseñas sobre Asturias y este paseo entre letras.

Un beso

Ishtar dijo...

Cuanto me alegra verte por aquí, Adormidera, engarzadora de palabras como perlas de un collar, te echaba de menos. Besos.