martes, 28 de octubre de 2008

EN TIEMPOS DE CRISIS, LOS POLÍTICOS GASTAN MÁS


Presidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra

En Madrid, Esperanza Aguirre se ha gastado en inaugurar el teatro del Canal de Isabel II nada menos que un millón de euros, no en construirlo, ojo, sino en la ceremonia de inauguración de un teatro que ni siquiera tiene programación prevista a día de hoy.
Ante tantos gastos suntuarios de los políticos la mayoría de los Ayuntamientos han optado por subir los impuestos, claro, no les llega el dinero.
El Presidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra, compró mil quinientas corbatas de seda natural de siete pliegues y 500 pashminas personalizadas, un desembolso de 84.840 euros para regalos "de gestión".
No podemos menos de preguntarnos para que necesitan tantos pliegues y tantos gastos en un adornito para el cuello que todos califican de bastante molesto.
Lo triste es que mires donde mires todos los políticos sean del partido que fueren cojean del mismo pie, el lujo cuando no son ellos los que pagan. Y los ciudadanos, que es a quiénes le sacan el dinero, que se aguanten.

2 comentarios:

k + dijo...

A los ciudadanos nos controlan el mínimo gasto, nos ponen cuarenta mil inspectores, pero a estos pajaros gastadores. ¿Quien los inspecciona?
Habría que ir pensando en una insumisión físcal.

Ishtar dijo...

A estos deberían recordárselo cuando lleguen las elecciones y enviarlos a su casa. Desgraciadamente en España no hay una costumbre y tradición democráticas y la gente aún piensa eso de que los políticos se dividen en dos: "los nuestros" y los otros. Así no es posible ser objetivos.