martes, 21 de octubre de 2008

LAS PUÑETAS EN ALTO


Los secretarios judiciales tendrán hoy un paro de tres horas en todos los juzgados con el respaldo de los jueces que, a la misma hora, ya que no pueden legalmente secundar la protesta, han convocado reuniones de trabajo.
Con esto intentan presionar al Gobierno por las sanciones impuestas al Juez Tirado y la secretaria judicial por la negligencia de dejar suelto al pederasta Santiago del Valle, lo que le permitió presuntamente asesinar a la niña Mari Luz Cortés.
La cuestión es que la niña está muerta y nadie había protestado desde los juzgados por la falta de medios hasta ahora. Al Gobierno le viene bien culpar al juez y la secretaria judicial y a ellos culpar al gobierno y a nadie le agrada asumir su parte de culpa.
Mientras, el juez que quiso ser político anda desenterrando muertos de antaño y dejando escapar a los vivos de ahora, sean narcotraficantes o islamistas que ayudaron a escapar a los del 11M. El ego de este hombre no tiene fin aunque después, a la hora de la verdad, todo lo que emprende se le queda en nada, como su entrada en la política.

4 comentarios:

k + dijo...

En vez de estar avergonzados de sus errores y falta de diligencia, intentan sacar tajada de la situación que ellos mismos han creado.
Lo malo es que la pobre Mary Luz no podrá volver a sonrreir y su familia tampoco. ¡ANIMO!.
Entre todos haremos bajar de sus pedestales a esos falsos dioses engreidos.

Ishtar dijo...

Hay mucho corporativismo entre los jueces.

k + dijo...

Parece que quieres minimizar la questión ?

Ishtar dijo...

Hubo error en el juez y en la secretaria judicial pero también hay que ver la culpa del Gobierno en todo esto, juzgados sobrecargados y obsoletos, sistemas electrónicos que no llegan a todos los documentos de todos los juzgados y, lo que es peor, sistemas informáticos que no son compatibles de una Autonomía a otra. Todo ello unido es un excelente caldo de cultivo para que los errores se multipliquen y analizado el tema, demasiado poco pasa para como están los juzgados. Ello no es óbice para que el Juez Tirado hubiera debido llevar un mejor control de su "carpetilla"(que es como llaman los jueces a los asuntos en trámite).