miércoles, 28 de noviembre de 2007

CLÍNICAS ABORTIVAS

Recién nacido de ocho meses de gestación
Placenta

Con las seis detenciones efectuadas en las cuatro clínicas abortivas de Barcelona acusadas de practicar abortos ilegales y el testimonio de antiguas trabajadoras, se han descubierto máquinas trituradoras de fetos conectadas a los desagües, por lo que se están analizando dichas tuberías en busca de restos de ADN ya que se conoce que ha habido abortos hasta de ocho meses de gestación, estos "fetos-bebés" de grandes dimensiones, se reducían presuntamente a pasta en las trituradoras para borrar las pruebas y evitar así la obligación de llevar estos restos, "residuos orgánicos reconocibles", a incinerar.
Al frente de tres de las clínicas estaba el ahora detenido Dr, Carlos Morín (Ginemedex, Barnamedex y TCB) y vinculado a Emece. También está detenida María Luisa Durán, esposa de Morín, y Pedro Ávila, anestesista no titulado en esta especialidad.
CC. OO. pidió la libertad de los detenidos y una nueva ley del aborto "que respete el derecho de las mujeres a decidir sobre su propio cuerpo". Y yo pregunto, cuando hay niños que vienen al mundo a los siete meses de gestación o incluso antes y logran sobrevivir, ¿un feto de ocho meses, se puede considerar un feto o por el contrario estaríamos hablando de un bebé perfectamente formado?

2 comentarios:

Laikaa dijo...

Como mujer, me arrogo el derecho de decidir sobre mi cuerpo.
Pero como persona, antes que femenino singular, me sublevo, horrorizo y abobino ante un asesinato.
Porque un feto de 8 meses es una critatura ya.

Tengo las tripas revueltas.
Y algo peor: me duele el alma

Ishtar dijo...

Sí, la libertad del ser humano, hombre o mujer, termina cuando choca contra la de otro ser humano y un feto de ocho meses, creo sinceramente que es un bebé, un ser completo al que suprimirlo debería llamarse asesinato.