jueves, 15 de noviembre de 2007

LA MONTAÑA DEL DIABLO

David Lynch


Teufelsberg


David Lynch,. director de cine que ha hecho películas como "El hombre elefante", "Dune" o "Blue Velvet", ha comprado una colina artificial en Berlín, formada con los escombros de todos los bombardeos que sufrió la ciudad durante la Segunda Guerra Mundial, la llaman, tal vez por eso, por todo la muerte y horror acumulados allí, Teufelsberg (la colina del diablo).
Lynch, piensa construir en su cima una Universidad Esotérica de la secta Transzendentale Meditation (TZM).
Durante la guerra fría, el ejército norteamericano mantuvo en esta montaña un servicio de escucha electrónica para vigilar los movimientos militares del Pacto de Varsovia, en el este de Alemania y el viejo continente.
La colina mide 115 metros y es la mayor elevación de Berlín. La secta ya ha celebrado allí una ceremonia esotérica nocturna, con grandes antorchas, para formalizar el inicio del proyecto con las divinidades.
La secta cuenta con 2.000 adeptos en Alemania y ofrecen cursos de iniciación por 2.400 módicos euros, prometen enseñar a levitar y, sobre todo, tienen un funcionamiento nada democrático. Son partidarios del "obedece y calla", como todas las sectas, por otra parte.

2 comentarios:

Laikaa dijo...

Una nunca pierde, (gracias a Dios, ) la capacidad de sorprenderse..
Anda q tambien tiene tela el Lynch..
Pero hay gente pa tó, y en nada , la secta estará vendiendo parcelitas con piscina, en el más allá. O en el más acá, por ejemplo, ,,Saturno.. Venus.. o algo asi

Ver para creer..

Ishtar dijo...

Y sacando el dinero a todo el que se deje, que en el fondo es lo que hacen todas las sectas, aparte de lavar el cerebro a sus adeptos