jueves, 1 de abril de 2010

¿AFECTA LA CRISIS A LA SEMANA SANTA?



¿AFECTA LA CRISIS A LA SEMANA SANTA?

Parece que no, que no afecta demasiado. Las calles de Sevilla están llenas de turistas, así como los bares y comercios del centro de la ciudad.

http://c2.api.ning.com/files/lDuS9x52INf*Zbb40MRouMf0VHgl*VQSki*23qcGqab4G-pZ3t3XVAHE4jMpURyWbrgdAf4hlAJiJ2PR4QsBPbaZS6L6E8JC/silenciovirgen.jpg

Una cofradía de la "Madrugá" no puede salir a la calle por menos de 100.000 euros, cantidad que logran financiar a base de donativos, aportes de los hermanos de la Hermandad y la subvención que les entrega el Consejo de Cofradías por la explotación de las sillas en la carrera oficial.

Pocos son los hermanos que han decidido no salir a causa de la crisis, la mayoría se empeña y si es necesario pide un préstamo para salir con su cofradía. Porque acompañar a "su paso" es un acto social muy importante en la ciudad, aparte de los sentimientos religiosos, que indudablemente también influyen, pero es un acto social como ir al Rocío, la Feria, o celebrar la primera comunión del niño. Dicen los carniceros del Mercado de Abastos que con esta crisis, la gente ha pasado de comer solomillo a cenar una loncha de jamón de York, y es muy posible que sea verdad, pero de lo último que prescinde es de los actos sociales representativos de su estatus y prestigio.


El capítulo de velas y cirios se lleva casi la mitad del gasto de salida de la Hermandad, las flores rondarán los 6.000 euros, la Banda de cornetas y tambores puede pasar de 7.000 euros, el contratar saeteros viene a salir a 500 euros por saeta.


La confección de túnicas de nazareno mueve más de 800.000 euros, el atuendo del costalero viene a salir por unos 40 euros.


Salir vestida de mantilla es un capítulo también costoso, una mantilla bordada a mano puede costar más de 2.000 euros, a esto se une el vestido, el calzado, bolso, pendientes, broches etcétera, que suponen otro importante capítulo.


Y otro gasto considerable es el que realizan los que asisten a los desfiles procesionales, en bocadillos, tapas, bebidas y compras varias, el importe total se puede cuantificar en más de ciento diez millones de euros.


También los hoteles se llenan en estos días prácticamente al cien por cien.


Y además, como comentaba ayer hay muchas pequeñas industrias que viven todo el año de atender las necesidades de las Hermandades, imágenes, plata, tejidos, velas, etcétera.

4 comentarios:

mjcoria dijo...

Hola Ishtar, he leido tu entrada sobre el movimiento de dinero que genera la Semana Santa y cierto es que la Hermandad necesita un fuerte apoyo economico para salir a la calle entre cirios, flores etc...pero un nazareno no necesita empeñarse para salir, normalmente una tunica de las caras, es decir de las que llevan terciopelo comprandola de primera mano suele salir sobre unos 600/700 € pero solo la compras una vez, si la compras de segunda mano baja a la mitad y la hermandad tambien las presta, la cuota de hermano al año ronda unos 50 € y la papeleta de sitio unos 30€, varia segun la hermandad pero te digo una de las mas caras, las otras tunicas de tela son mas economicas dependiendo de la hermandad es una u otra, la mantilla como todo, lo que puedas o quieras pagar y normalmente se hereda o se presta en ocasiones igualmente es una compra de una vez
En la Feria o el Rocio si que hay gente que pide prestamos, alla cada uno.
Yo que soy ciudadana de a pie te digo que lo que menos gasta es salir en Semana Santa, mucho bocata y tan a gusto jajaja
Eso si el que puede pues sus tapitas y cervecita....
Cierto es que mucha gente vive de esto amen de los oficios artesanos que de otra forma hubiesen desaparecido
Un beso

Ishtar dijo...

Hola, María José, no lo he comentado como crítica, al contrario, creo que gracias a las Cofradías se conservan, restauran y mejoran muchas obras de arte que sin ellas quizás se hubieran perdido pero todo eso cuesta dinero y salir en Hermandades como el Gran Poder o la Macarena, tengo entendido que vale algo más de 50 euros y son los mismos Hermanos Mayores de estas hermandades las que han comentado que algunos hermanos no han podido salir por no poder pagar la papeleta de sitio. Quien está en paro y sin subsidio, lo tiene difícil para sobrevivir cada día.
Naturalmente la mantilla (o la túnica) sirven de un año a otro y hasta pasan de madres a hijas, pero siempre hay un primer gasto el día que se compra y el vestido igual no te queda bien de un año a otro, hay que ir a la peluquería para el moño y poner la peineta, que no todos saben ponerla y hay algunas que parecen puestas por su peor enemigo, en fin que algún gasto hay siempre (este año se han visto muchas menos mantillas que otras veces), y cuando pasas muchas horas en la calle viendo pasos, no tienes más remedio que hacer gasto en bares y si llevas niños, los gastos son irremediables. Pero todo esto beneficia a la ciudad y su comercio y hostelería, lo que viene muy bien en tiempos de crisis. Por eso mi comentario no era destructivo, al contrario, tanto la Semana Santa como la Feria de Abril, dan vida a la ciudad y renombre en el mundo entero.

mjcoria dijo...

Hola Ishtar, no queria comentarte esto por critica, lo siento si lo ha parecido :( simplemente lo que queria expresar es que en Semana Santa se puede gastar muchisimo menos y se necesita mucha menos "inversion" (si no es la primera vez claro) que en Feria que al contrario a la gente le gusta variar de vestido y eso....
Lo bueno es que en estos dos eventos se genera mucho trabajo, aunque solo sea por unos dias se gana un dinerito en la hosteleria que viene muy bien y mas en los tiempos que corren...
Por ejemplo en Semana Santa con niños te aprovisionas de bocatas y demas y se lleva bastante bien y si a ellos les lees la cartilla antes de salir mas aun jajaja pero en Feria es imposible porque es gastar desde que entras hasta que sales asi que vas si puedes y sino en casita jajajaja

Muakssssss

Ishtar dijo...

Hola, María José, es verdad que lo de la Feria con niños necesita de una negociación previa, sobre todo antes de entrar en la Calle del Infierno, si no se estipulan previamente a cuantas atracciones pueden acceder, es la ruína. Supongo que lo que harán los padres es reducir además el número de días que van, porque de lo contrario no hay economía que resista ya que los precios cada año son más elevados debido, entre otras cosas, a los altos precios que cobra el Ayuntamiento por el alquiler de las parcelas.
Un besote, guapa.