jueves, 31 de julio de 2008

¿PARA QUÉ SIRVE LA LIBERTAD VIGILADA?


A mi que me lo expliquen porque no me entero. Quiero saber para qué sirve poner al alguien en libertad vigilada y qué tipo de vigilancia es la que se ejerce. Por lo que parece es una vigilancia estilo "guerra de Gila": "¿Es usted el preso?"_ "Sí, soy yo" _ "¿Se está usted portando bien?"_ "Sí, claro"_ "Ea, pues hasta mañana".
Este debe ser más o menos el tipo de vigilancia porque de lo contrario es inexplicable que el martes pasado se detuviera por agresión sexual a Daniel Padial González, leridano de 22 años que había sido condenado con anterioridad por nada menos que 17 violaciones y salió de la cárcel en mayo, tan ricamente, sin rehabilitar y, supuestamente, en libertad vigilada.
Fue detenido en un polígono industrial de Lérida después de que la chica lo reconociera en una fotografía que le mostraron cuando fue a poner la denuncia. Los Mossos "ya sospechaban de él", mira por donde. Sin embargo andaba suelto y a su aire.
Cuando cometió el primer delito que se le imputó (que igual había cometido otros antes) tenía 14 años. En el verano de 1999, fue acusado de agredir al menos a seis chicas y fue ingresado en un centro de menores.
Se escapó de ese centro a finales del 2000 y en menos de una semana cometió dos violaciones y dos robos, por los que fue detenido. Lo que se dice una perla de muchacho. Cuando consiguió un régimen de salidas ¿creen que lo aprovecho para ir a ver a la familia, acaso? Pues no, cometió nuevas violaciones y como no era mayor de edad penal, aunque se ve que para andar" salido", sí, pues se le condenó a cinco años de cárcel y cinco de libertad vigilada. Y ahí quería yo llegar, ¿qué pasa con los cinco años de libertad vigilada? ¿quién se encarga de vigilar ese pene con piernas?
O cambiamos las leyes o tendremos que mudarnos de país. Y por supuesto desearíamos que alguien asumiera por una vez su responsabilidad de que un individuo de esta calaña ande por ahí suelto.

2 comentarios:

MARISOL dijo...

No seria politicamente correcto decir lo que haria a personajes de esta calaña, pero lo mismo para el Juez, que firma su salida para tomar una cervecita, me imagino que como no son sus hijas las violadas no le duelen.

Un abrazo.

Ishtar dijo...

Eso suele pasar, desgraciadamente, que ni jueces ni políticos tienen que habérselas con esos tipos por la calle, es la gente común y corriente la que los sufre. Por ello no se legisla adecuadamente, a sabiendas de que la mayoría no se rehabilitan nunca, son enfermos incurables que a la primera oportunidad, lo vuelven a hacer, por eso donde mejor están es bien encerrados.
Besos, Marisol y gracias por visitarme.